El incrédulo *

26 dic. 2008

(microrrelato inédito)

Cuando despertó, la modelo seguía allí.


* Un homenaje a El dinosaurio de Augusto Monterroso.

Falsa paradoja

(microrrelato inédito)

Su madre siempre le había respondido con evasivas o vaguedades acerca de quién era su padre.
Que si había sido un ladrón que se había colado en la casa y la tomó mientras dormía, aunque según ella nunca supo qué le habían robado. Que si había sido un violador, aunque su madre dijo que nunca fue forzada y se entregó voluntariamente a aquel extraño, nunca supo muy bien por qué… Vamos, que ya sólo faltaba la versión del ángel para explicar su embarazo.
Por eso, desde pequeño, tomó la resolución de ahorrar cuanto pudiese hasta poder pagarse un viaje al pasado para averiguar la verdad por sus propios medios.
Ahora, a sus treinta y cinco años, está de nuevo en el que fue su hogar hasta que lo abandonó, recién alcanzada la mayoría de edad.
Es medianoche de una bochornosa noche de agosto.
Coge la llave de debajo del felpudo y abre la puerta principal. La casa se diferencia poco de como la recordaba de su infancia. Cruza el comedor, que por aquel entonces no tenía televisor, y se sienta en un rincón de la sala, a la espera de que llegue su futuro padre.
Pasan los minutos, después las horas, y al final el silencio y la penumbra hacen que se quede dormido.
Se despierta sobresaltado, desorientado en los primeros momentos y mira su reloj cuántico: las tres y media.
Después de maldecirse entre susurros airados, se pregunta si ya habrá perdido la oportunidad de saber quién fue su padre y de saber qué hacía esa noche en la casa.
Luego, se dice que habría oído algo y piensa que es posible incluso que su padre esté ahora mismo yaciendo con su madre.
Se levanta del rincón con dificultad, pues tiene los huesos y músculos entumecidos y se dirige en silencio al dormitorio.
Pega la oreja a la puerta para intentar escuchar sonidos que provengan del interior, pero no oye nada. Gira el picaporte suavemente y asoma la cabeza por la abertura. No parece haber movimiento alguno.
Tarda un tiempo en adaptar la vista a la leve claridad que se filtra por las espesas cortinas, proveniente de las farolas de la calle.
Cuando ve a su madre durmiendo desnuda sobre la cama, su cuerpo voluptuoso perlado de sudor, sus pechos grandes, perfectos, con los pezones apuntando al techo, su vello púbico recortado sobre el monte de venus como suave terciopelo, los turgentes muslos entreabiertos mostrando su sexo depilado y rosado, y nota la erección entre sus piernas, sabe que nunca tuvo padre.

Flema británica

(microrrelato inédito)

Sir Richard Sawford pendulaba al extremo de una soga.
El inspector de Scotland Yard le quitó la nota de suicidio de entre los dedos engarfiados y la leyó:

Yo, Sir Richard Sawford, último socio del Club de los Suicidas,
en arreglo a nuestros estatutos y más en concreto a los artículos 3.2 y 8.5 que dictaminan respectivamente que “El Club de los Suicidas no podrá estar constituido por un sólo miembro durante más de seis meses” y que “La única forma honrosa de disolución del club es a través de la muerte de todos sus socios”, disuelvo el club mediante mi suicidio.

Sir Richard Sawford.
Presidente del Club de los Suicidas.

La lechuga que no sabía refranes *

(microrrelato inédito)

El año había sido poco lluvioso y las lechugas tenían un aspecto lamentable. Aún así, el campesino se dispuso a cortar una de ellas, pues por culpa de la mala cosecha su familia estaba hambrienta.
―No, por favor, no me comas ―le gritó la lechuga cuando se disponía a cortarla. El campesino no salía de su asombro. ―Soy una lechuga mágica y si me salvas la vida te prometo un arcón lleno de oro, manjares exquisitos para tu familia, una casa en...
El campesino guardó la navaja, metió la lechuga en un cesto y se la llevó a casa.


* o Más vale lechuga en mano...

Corporativismo

(microrrelato inédito)

En cuanto Jesús dijo Quien esté libre de virtud, que tire la primera piedra se dio cuenta de su error: la mujer fue lapidada.
Por suerte, los evangelistas eran todos amigos suyos.

Buenas intenciones

(microrrelato inédito)

Quería escribir una novela, pero sólo disponía de unos segundos, así que escribí este microtexto: Quería escribir una novela, pero sólo disponía de unos segundos, así que escribí este microtexto: Quería escribir una novela, pero sólo disponía de unos segundos, así que escribí este microtexto: Quería escribir una novela, pero sólo disponía de unos segundos, así que escribí este microtexto: Quería escribir una novela, pero sólo disponía de unos segundos, así que escribí este microtexto:

Preludio a "El dinosaurio", de Augusto Monterroso

(microrrelato inédito)

Mientras dormía, soñó que despertaba.

El arquero

(microrrelato inédito)

Hace viento, y Guillermo tensa el arco con todas sus fuerzas para evitar una posible desviación de la flecha.
Su hijo confía en él, aunque no puede evitar tener algo de miedo, lo que casi hace que se le caiga la manzana que sostiene sobre la cabeza.
Guillermo también tiembla por la responsabilidad pero aún así se concentra al máximo y suelta la cuerda.
La flecha vuela veloz en dirección a la manzana, pero desciende un poco en su trayectoria y se clava profunda en el cráneo del chico, que muere al instante.
De rodillas, abrazado al cuerpo exangüe de su hijo, Guillermo llora desconsolado mientras lamenta no apellidarse Tell.

Simbiosis

(microrrelato inédito)

Cuando llegué al cielo no hallé ni rastro de Dios. No es que esperase encontrarlo, pues era ateo, pero tanto se había hablado y escrito sobre Él y eran tantos los fieles que creían en Su existencia, que no pude evitar sentir una pequeña decepción al ver, mas que no existía Dios, que no existía nada que se le pareciese.
Así que me construí un trono con lo que recogí por aquí y por allá y me dispuse a ocupar Su lugar. Ahora vivo una vida eterna regalada gracias a los fieles que van llegando al Más Allá.
Por favor, no me juzguen muy rápido o muy duramente. Sólo cumplo una función.
Como todos y todo en este universo.

Siempre hablé del alma desde el alma

(del poemario inédito "Presagios de viaje y Otras muertes")
(tienes un vídeo con el poema recitado un poco más abajo)

Siempre hablé del alma,
desde el alma.
Mis versos, mis sentimientos,
mi dolor, mi grito angustiado,
siempre desde el alma,
siempre reflejo del alma.
¿Y mi cuerpo?
Allí mi corazón,
palpitando impertérrito,
ora deprisa, ora más lento
por las visicitudes del alma,
pero siempre latiendo.
¿Y mi mirada?
Allí mis ojos,
a veces llorando, a veces riendo,
siempre mirando,
girando inquietos,
o cerrados hacia el dolor,
el dolor que nace del alma.
¿Y mis manos?
Siempre firmes,
sujetándome al mundo,
asiendo la pluma,
verdadera voz de mi alma
sobre el papel en blanco.
¿Y mis piernas?
Fuertes, sufridas,
resistentes a toda una vida
como una buena madre,
cargando con la losa
que lleva mi alma a la espalda,
cargando con su muerte a cuestas.
¿Y mi sangre?
Siempre corriendo,
incansable,
en un aburrido circuito
que recorre abnegada,
sin pedir cuentas a nadie,
pues no se llora cuando se trabaja.
Llevando en su regazo
el ansia de mi alma,
el crepitar de su fuego blanco
que quema más que la nostalgia,
que su deformado pasado.
¿Y mis pulmones?
Ni un solo día han dejado de respirar,
de nutrir de oxígeno mis músculos,
y mi grisáceo cerebro
—en todos los sentidos—
y callados y en silencio
me han mantenido con vida
para que escriba los versos
nacidos de mi alma enfermiza.
Y a todo esto ¿y mi alma?
Aquí está, arrogante,
pensando que vive por sí misma,
que es en sí misma esencia de vida,
que es, aun sin cobijo de carne,
algo tangible.
Sin dar las gracias al corazón,
a los ojos, a las manos,
a las piernas, a la sangre,
y a los pulmones.
Pobre ignorante,
sin ellos no tendrías lágrimas.
Pero cuidado, que aun así nada te piden.
Están allí sin que tú ni yo se lo pidamos,
como un buen amigo, el eslabón
invisible en el engranaje,
o un simple tornillo.
Mira, aprende y agradece
y regálales estos versos,
hazte materia,
hazte carne a través de ellos
aunque sólo sea en un poema.
Porque el corazón te da tiempo,
la mirada el color y la luz del mundo,
las manos un púlpito contra el silencio,
las piernas, anclaje y unión a la vida,
la sangre, la fuerza para tu rabia,
y los pulmones, aliento.

Todo empezó al finar el día

(del poemario inédito "Estertores")
(tienes un vídeo con el poema recitado un poco más abajo)

...Todo empezó al finar el día,
como siempre. Con el ocaso,
el rojo del infierno se desparramó
sobre el limo de mi pasado.
...Agarré la botella de whisky
y me serví un trago largo
—siempre en vaso, nunca a morro,
por no sentirme un borracho—,
y al echármelo al gaznate
en el alcohol se ahogaron
los fantasmas más queridos.
...Flotaron en el estómago
—ocultos a mi vista, que no a mi conciencia—,
sus esqueletos descarnados
por el ácido. Cerré los ojos
y ardieron sobre mis párpados
los recuerdos infatigables de ayer.
...Y así,
agotado, vencido y angustiado,
dormí el sueño de los prófugos
de sí mismos, de los réprobos
que recorren, noche tras noche,
la laguna estigia a nado.

Más allá de la nieve y de la niebla

(del poemario inédito "Estertores")
(tienes un vídeo con el poema recitado un poco más abajo)

Más allá de la nieve y de la niebla no había nada.
El mundo mostró su pena negando al sol,
a la luz,
y los árboles, arracimados en matas,
eran espectros de savia y clorofila,
sombras lánguidas y estáticas
que se herguían hibernantes,
como esperando la vuelta de la primavera,
con las ramas desnudas y yertas
encallecidas por el frío,
tiritando de congoja.
Todo dejaba de ser a pocos pasos,
y al andar hacia el estómago de su frontera,
la bruma se espesaba
como un sudario.
Era, como si tras ella,
ya no existieran las montañas,
ni mi pasado, ni la carretera
que llegaba hasta el pueblo
serpenteando por el valle.
Sabía que era mentira,
la percepción de mi yo angustiado,
pero la nieve no dejaba de caer,
y era tal la porfía de la niebla
que no pude mas que cerrar los ojos
y llorar desconsolado.

Recuerdos

(del poemario inédito "Estertores")
(tienes un vídeo con el poema recitado un poco más abajo)

Estaba tumbado en la cama
y le miré a los ojos.
Se le veía cansado, mucho,
pero sonreía.
¿Recuerdas —me decía—
aquellas tardes de verano junto al camino?
¿Y a tu madre y los pasteles tan buenos que hacía?
¿Y cuando íbamos por setas?
¿Lo recuerdas,
hijo mío?
¿Y cuando aprendiste a nadar?
¡Que miedo pasaba tu madre!
Pobre, nunca supo ni bracear
como un perro.
¿Ves cuanto hemos vivido?
¿Lo recuerdas,
hijo mío?
¿Y aquellas tardes de invierno
con los campos cubiertos de nieve,
cuando salíamos afuera con las mantas
para ver los atardeceres?
¡Anda que no era bonito!
¡Anda que no hacía frío! —repliqué.
Sonrió y dijo:
¿Y qué?
Y yo me encogí de hombros
y sonreí también.
Su alma lloró, aunque sus ojos no.
Lo recuerdas,
hijo mío.
Luego vino un largo rato
en que estuvimos callados.
Hasta que le dio la tos
y le di a beber de un vaso.
¿Te das cuenta, hijo mío,
de cuantos recuerdos te quedan?
Sí, —le dije— muchos.
Pero lo dije con pena.
Sin dejar de sonreirme
mi padre me cogió la mano.
Y ahora vete, que ya es tarde
y noto a la muerte cerca.
Quise contestarle, pero nada dije.
Vete y cierra la puerta. Venga.
Sus ojos eran una súplica amable,
así que asentí,
solté su mano acariciándola,
y cuando cerré la puerta
mis ojos se llenaron de lágrimas.
Fue la última vez que le vi con vida.
Ahora me quedan sus recuerdos,
y en mis ojos, su sonrisa.

Todo nace, todo muere

(del poemario inédito "Estertores")

..Un niño nace
cuando lo bueno y lo bello
deciden ser alma y carne.
..La idea nace
cuando la musa indolente
decide manifestarse.
..El amor nace
cuando a la empírica química
le apetece aparearse.
..La pasión nace
si el pulso metastatiza
y nos infarta la sangre.
.
..
Todo nace, todo muere,
todo muere en cuanto nace
que lo que nace al fin muere,
mas tras la muerte, renace.
.
..La muerte nace
cuando el andar por la vida
no es andar, es arrastrarse.
..La angustia nace
por temor a lo nocente
lo nuevo y lo inexplicable.
..El sueño nace
cuando la estúpida mente
nada entiende, calla y yace.
..Mis versos nacen
porque ya no sé quién soy
y necesito encontrarme.
.
..Todo nace, todo muere,
todo muere en cuanto nace
que lo que nace al fin muere,
mas tras la muerte, renace.
.
..El amor muere
cuando aquello que a dos une
al final muda y retiene.
..Un sueño muere
cuando el alma invocadora
le olvida o ya no le quiere.
..El dolor muere
cuando hay remedio o no hay vida,
cuando se cura o fenece.
..La muerte muere
si nada queda con vida
y hambre de vida padece.
..Un niño muere
porque no hay Dios ni Justicia
(porque si no no se entiende).
.
..Todo nace, todo muere,
todo muere en cuanto nace
que lo que nace al fin muere,
mas tras la muerte… ¿renace?
Pues si renace, remuere.

Postcard

(poesía visual inédita)

El artificiero

4 dic. 2008

(microrrelato inédito)

El artificiero miraba los cables que salían de la bomba una y otra vez, mientras sujetaba los alicates visiblemente nervioso.
―Mmm... creo que hay que cortar el cable rojo, pero no estoy seguro― dijo al fin.
―¿Sólo lo crees? ―le respondió su mujer―. Recuerda la que liaste la última vez, que vinieron hasta los bomberos por la inundación que provocaste.
―Oye, no me agobies, que lo mío son las bombas de relojería, no las bombas de agua.
―¡Excusas, siempre excusas!

Veneno

(microrrelato inédito)

La primera pastilla me hizo sentir el mayor de los cobardes, pero ya había tomado la decisión y no iba a abandonar.
La segunda hizo que se me revolviese el estómago, pero aun así cogí una tercera con manos temblorosas. Con la cuarta, sufrí un pequeño mareo debido a los nervios.
Por suerte, cuando le di la quinta pastilla dejó de moverse.

Breve y veloz

(microrrelato inédito)

El escritor de microrrelatos eyaculó nada más penetrar a la lectora.
Ella le dijo:
―¿Sabes que el secreto de un polvo rápido y un microrrelato está en la concisión, que no en la brevedad?
Él la miró con cara de perplejidad y a ella no le extrañó. Al fin y al cabo, era tan mal escritor de microrrelatos como amante.

La carta

3 dic. 2008

(relato inédito)

Violencia sui generis

(del poemario inédito "A quemarropa")

¿Cuál fue el sonido de tu victoria?
¿Mis lloros?
¿Sus súplicas y su agonía?
¿La crónica radiada?

Sí sé el de mi victoria:
tus gimoteos,
tu falso arrepentimiento,
y el hundirse de la hoja
una vez tras otra en tu cuerpo.

Consciencia sexual 2/2

(poesía visual inédita)


"Conócete. Acéptate. Supérate." San Agustín.

Consciencia sexual 1/2

(poesía visual inédita)


"Conócete. Acéptate. Supérate." San Agustín.

Pólvora

(poesía visual inédita)

Recuerdo cuando de niño

(del poemario inédito "A quemarropa")

Recuerdo cuando de niño
me llamaba con su canto de sirena,
cuando de niño me gritaba
con su voz aflautada y chillona:
Ven, ven a mis brazos, niño,
muere en mi regazo metálico,
deja que te arrastre sin piedad
hasta el horizonte de la agonía.
La oía desde mi cama.
Cada noche, cada maldita noche.
Y cuando me asomaba a la ventana
ella me miraba con su único ojo
refulgente, y su dentadura mellada
parecía querer devorarme.
Rechinaba los dientes sedientos de mi sangre,
y luego, tal como venía se marchaba.
Pero yo sabía que volvería, como cada noche.
Me ocultaba bajo las sábanas,
cerraba los ojos y boca con fuerza,
me tapaba los oídos con las manos
y rezaba ¡Sí, vive Dios que rezaba!
En voz baja, para que no me oyera.
En voz baja, para que no se irritara.
Y lloraba de desesperación cuando
el canto de sirena me llamaba de nuevo:
Ven, niño mío, ven esta noche,
deja que te bese y te rompa los huesos,
deja que te mire y te hipnotice
antes de golpearte hasta la muerte.

----------------

Crecí. Marché del que fuera
el triste hogar de mi infancia,
el lugar de mis noches en vela,
de las palizas y las continuas amenazas,
de aquel hogar sin madre, aunque sin nostalgia.
¡Cómo se ríe de nosotros el destino!
Deja que olvidemos el pasado,
que lo metamos en una bolsa de basura
y lo ocultemos bajo la cama
para que un día, sin aviso,
un suspiro avive la memoria
y rasguemos la bolsa para dejar salir la rabia.

----------------

Volví a casa.
Mi padre dormía, borracho, como siempre,
la camiseta manchada y sudada,
ignorante de todo, como siempre,
borracho y sudado sobre la cama.
Le miré con ojos ausentes
y así más fuerte su cuchillo de caza,
me acerqué hasta oler su aliento nauseabundo
−¡Dios, cómo me repugnaba!­−
y entonces mi mente sufrió un destello,
un fogonazo de luz y de calma,
y salí despacio al viejo porche,
mis ojos mirando sin mirar nada.

----------------

Noté su presencia y su llegada.
Con la noche, como cada noche.
Sin embargo ya no era un niño,
ya no iba a esconderme bajo las sábanas.
Su ojo de cíclope rompió la noche
cuando dobló el horizonte,
acercándose veloz, como siempre,
su ojo fulgente como brillo de guadaña.
Sonreí, por primera vez en mi memoria,
porque ya no debía temer por nada,
porque ya ni la muerte temía
pues nada me ataba a la vida.
Me desnudé, y la oí llegar como un trueno,
con su voz de sirena, chillona y aflautada:
Al fin has vuelto, niño mío,
deja que mate tu rabia con mi rabia,
deja que te reviente por dentro
y derrame tu sangre y tus entrañas.
Estuve tranquilo mientras se acercaba,
el trueno cada vez más fuerte, más cerca,
hasta que me hipnotizó con su mirada
justo antes de arrollarme bajo sus pies deformes, metálicos.

Lenguaje

(poesía visual inédita)

Cambio de tercio

23 nov. 2008

En el momento en que decidí crear este blog tuve claro cual iba a ser su objetivo: funcionar como un dossier informativo.
Como los escaparates de las tiendas o las carpetas de los dibujantes. Una forma de decir Hey ¿quieres saber de mí o de mi obra? Pues aquí tienes mi blog.
Así pues, tuve claro que contendría sólamente información que considerase de relevancia para mostrar mi faceta de escritor a quien pudiera interesarle.
Sin embargo, dudé seriamente en mostrar retazos de mi trabajo, es decir, en publicar poemas sueltos, relatos, guiones, etc, que no hubiesen sido previamente publicados.
El motivo no era el temor al plagio (registro mi obra con regularidad) sino el poder participar en concursos literarios.
Cuando un autor no tiene todavía un nombre debe esforzarse en creárselo, y en gran medida, los premios literarios son un buen medio para lograrlo (aunque tampoco sean garantía de nada).
La idea era sencilla. ¿Quería ofrecer un poemario a un editor? Pues entonces me debía presentar a concursos de poesía con la esperanza de ganar alguno y crearme un currículo. ¿Que quería hacer lo propio con un libro de relatos? Pues lo mismo.
Lo que pasa es que para poder presentarse a esos concursos, los trabajos presentados no han de haber sido publicados (en muchos casos, ni siquiera en internet) y por ello, con el objetivo de no quemar ninguna nave, decidí no subir escritos a este blog.
Sin embargo, el tiempo escasea, las fuerzas se dispersan en mil proyectos y el necesario aunque débil ego y un nuevo enfoque cobran fuerza, así que a partir de ahora subiré algunos textos.
Me he autoconvencido (éste es el nuevo enfoque) de que ésta es también una buena forma de mostrar mi trabajo. ¿Que hay que quemar alguna nave? Pues esperemos que el resplandor del incendio sirva de faro.
En cualquier caso ¿que más da? Tampoco creo que vaya a perjudicarme demasiado (mas bien poco si me baso en la escasa cantidad de concursos en los que participo y en la fe que tengo en ellos) y es algo que me apetece hacer de vez en cuando.
Tampoco es que ahora vaya a actualizar el blog a diario, pero sí cuando sienta ese deseo.
Por ello, a partir de ahora, este blog sufrirá un cambio de tercio.
Espero no ser el único en disfrutar con ello.

Un saludo.

HÉROES en Spain Cómic (Nueva Televisión)

29 jul. 2008

Publico en esta ocasión una entrevista que me hicieron para el programa Spain Cómic, de Nueva Televisión.
La entrevista fue realizada por la actriz Rosanna Walls, y fue grabada durante el Expocómic (Salón Internacional del Cómic de Madrid) del 2007.


Ver la entrevista en la propia web de Spain Cómic.

HÉROES (reseña, por Mariano Villarreal)

28 jul. 2008

Mariano Villarreal es administrador del portal Literatura Fantástica (LiterFan), escritor, antologuista y articulista.

No es frecuente en nuestros días leer poesía de género fantástico. Es cierto que, esporádicamente, aparecen poemas sueltos en algunas antologías –generalmente recopilaciones de autor clásico- o en fanzines electrónicos y en papel -generalmente de autoría novel-, pero hallar un volumen completo de poemas dedicado en exclusiva a la temática fantástica sólo puede calificarse como un hito excepcional. Siendo honrados, el presente poemario no se circunscribe específicamente a la fantasía épica sino, más bien, a la épica y/o aventura en general, por lo que el autor no duda en bautizar su obra como un “epimario ilustrado”; porque cada uno de los once romances y un poema de métrica libre de que consta se acompañan de una ilustración alusiva, obra de algunos de los más destacados profesionales de la ilustración en nuestro país, como Ciruelo Cabral o Manuel Calderón por citar algunos de entre los nombres más conocidos por los aficionados.
Son poemas breves, de entre 5 y 30 estrofas de verbo dinámico, lírico, violento. Cada poema se centra en el clímax de la historia que relata, un universo en el que rigen únicamente los códigos del honor y el acero; el fuerte prevalece, no hay piedad para el débil o el malvado, y no existe más moral que la mera supervivencia. No resulta extraño, pues, que los poemas estén protagonizados por un gladiador que se desangra en la arena del circo, un guerrero superviviente que contempla la desolación del campo de batalla, un mercenario escocés que rememora su patria en los instantes previos al combate, un buscavidas que afronta con arrojo una celada en la ciudad, un pirata que se enfrenta al odio de sus compañeros, o un aventurero que rumia sus quince años de venganza. Todos ellos tienen en común la inminencia de la muerte, ante la cual sólo cabe anteponer una actitud de valiente dignidad. Destaca con brillo propio el poema titulado “El Tormenta”, aunque existen otros de valía como “La arena”, “Gladiador” (homenaje a la película de Ridley Scott protagonizada por Russell Crowe), “Una lucha desigual”, “Yoth”…
Una edición sencilla aunque meritoria, repleta de imaginación, originalidad y temas y valores tradicionales de la fantasía épica, como el valor, la fortaleza, el honor, la muerte, el espíritu guerrero, etc. Merece la pena.
Enlace a la reseña.

HÉROES, nominado a los premios Ignotus 2008

27 jul. 2008

La AEFCFT (Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror) otorga cada año los Premios Ignotus. Estos galardones nacionales recompensan, sobre todo, la labor de los autores españoles en diversas categorías.
Tras una primera fase, en la que los miembros de la asociación, de otras asociaciones afines y participantes de la Hispacón (evento anual organizado por la AEFCFT) deciden quienes serán los candidatos a optar al premio de cada categoría, HÉROES ha resultado nominado para la categoría de mejor Obra Poética.
Quisiera dar las gracias a todos aquellos que ya han dado su apoyo a HÉROES y a los que lo harán en la siguiente fase de la votación y felicitar a mis compañeros de categoría y en general a todos los nominados a los Ignotus 2008 por su candidatura.
Aquí puede verse la lista completa de nominados.

HÉROES: así fue la exposición de originales en OUTSIDER

Aunque ya ha pasado bastante tiempo, no quisiera dejar de comentar cómo fue la exposición de originales de HÉROES en la librería Outsider de Barcelona, sita en el 548 de la calle Provença (esquina con Dos de Maig).
La exposición se inauguró el 2 de Mayo a las 18:00 horas y a ella acudieron amigos, curiosos, clientes habituales y muchos de los dibujantes que ilustran el poemario.
Fue, como era de esperar, una reunión de aficionados a la épica, la fantasía , la ilustración y la poesía que aprovechamos el entorno incomparable de la Librería Outsider (un local por y para la literatura de género y el cómic absolutamente recomendable) para charlar en torno a nuestras filias hasta las 21:00 horas.
Hubo cava, canapés, venta de ejemplares, risas, camaradería... y todo ello gracias a Alberto, el propietario de la librería Outsider, que cumplió con creces su papel de anfitrión, así que quiero agradecerle el mimo que tuvo para con la organización de la exposición.
Muchas gracias a él y a todos los que se pasaron por la inauguración y durante las dos semanas que duró la exposicion. Espero que todos la disfrutaráis tanto como yo.

HÉROES, exposición de originales en OUTSIDER

27 abr. 2008

El próximo día 2 de Mayo a las 18:00 horas se inaugurará la exposición de ilustraciones de HÉROES en la librería OUTSIDER de Barcelona, situada en la calle Provença 548 (esquina con Dos de Maig). La exposición podrá visitarse de lunes a sábado desde el día 2 de Mayo hasta el día 17 del mismo mes.
Los autores que expondrán son:
-Rafael López Espí Portada
-Paco Rodríguez Gladiador
-Jaime Calderón En el campo de batalla
-Javier Lara El claro de Dios
-Vicente Ibáñez Yoth
-Juan Espadas La arena
-Sergio Ariño Una lucha desigual
-Bruno Redondo El Tormenta
-Quique González Espíritu guerrero
-Israel Parada El lago estigio de la muerte
-Jordi Borrás El porqué
Durante la inauguración habrá también venta y firma de ejemplares.
Quedáis todos invitados.

Hadas y Dragones, de Ciruelo Cabral

22 abr. 2008

Acaba de salir al mercado Hadas y Dragones, un libro maravilloso que contiene un relato largo escrito e ilustrado por Ciruelo Cabral.
Ciruelo me pidió que le hiciese una revisión de estilo del texto antes de mandarlo a imprenta y acepté encantado. Además de un placer ha sido algo sencillo de realizar ya que a Ciruelo se le da muy bien escribir.
Quisiera darle las gracias por incluirme en los agradecimientos y por la maravillosa dedicatoria y el increíble dibujo que dedicó a mi hija Alba.
También os quisiera recomendar el libro. Está enfocado a un público infantil-juvenil pero a los adultos también nos llegará a emocionar y subyugar. El amor de Ciruelo por la naturaleza, por las culturas ancestrales y por el arte rezuman entre los renglones del libro e invitan a la reflexión.
Un libro ideal para los niños, los jóvenes y los niños grandes entre los que me incluyo. O lo que es lo mismo: para seres humanos a partir de seis años.

HÉROES, epimario ilustrado (reseña, por Andrés Díaz Sánchez)

8 abr. 2008

Andrés Díaz Sánchez es autor de las novelas Los guerreros sin rostro, La maza sagrada, El camino del acero y El Imperio contra Dios y guionista del cómic El Espartano.
Miró a la muerte a los ojos,
de pie, altivo y sereno,
una mano en la garganta
y en la otra un frío acero.
Fragmento de “La muerte del guerrero”

“Héroes” es probablemente una de las propuestas más originales dentro del panorama de la Fantasía Heroica. En este libro encontraremos elementos propios de esta rama del Género Fantástico: bárbaros, guerreros, piratas y otros personajes anejos a la Espada y Brujería, insertos en escenarios y aventuras donde imperan las leyes del honor y el acero. La originalidad no está tanto en la temática y los lugares comunes que todos bien conocemos, sino en que se trata de un conjunto de poesías: un poemario.
Óscar Camarero nos ofrece en su libro doce poemas de distinta extensión que harán las delicias de los amantes de la épica, incluya ésta elementos fantásticos o no. En resumen, en “Héroes” se nos presenta, como su propio título indica, la instantánea de un momento crucial, o bien toda una vida resumida en verso, de diferentes individuos “heroicos”. Podemos asistir a las luchas y aventuras de piratas, gladiadores del circo romano, renegados escoceses, bárbaros, caballeros medievales y, en suma, diferentes aspectos de un mismo arquetipo: el guerrero que pelea con valor hasta la muerte.
La muerte es, precisamente, y si se permite la expresión, la otra gran protagonista de cada poema y por tanto del libro en su conjunto. Es el verdadero antagonista de esos héroes que luchan, sangran y sufren a través de los versos. No tienen tanta importancia los enemigos físicos como la Muerte en sí misma, némesis del Héroe, pues el Héroe, al ser lucha en estado puro, es vida en estado puro. En contraste, la Muerte representa la derrota y la quietud más absoluta. Sobre cada uno de los Héroes planea esta Señora, este buitre al acecho, y en no pocos de los poemas la Muerte es quien gana al final la batalla.
Esto enlaza con el final trágico de muchos de estos poemas. Algunos de ellos no tratan realmente sobre la lucha del Héroe, sino sobre su pesaroso fin, cuando por las heridas se les escapa la vida y están a punto de expirar. El heroísmo y la tragedia producen precisamente los momentos más bellos, pues la exaltación de lo épico no llega con la victoria y el triunfo, sino con la muerte valerosa, con la aceptación del precio más grande: morir antes que rendirse. Tal sentimiento trágico y heroico es muy indicado para que la poesía se ocupe de él, pues este tipo de lenguaje se dirige antes al mundo sentimental que racional del lector, y no hay nada más irracional, y al mismo tiempo más emocionalmente hermoso, que dar la vida por un ideal. Los poemas más emotivos son, por tanto, aquéllos en que el héroe está a punto de fallecer.
Cada poema está ilustrado por un artista distinto. La profusión de dibujos, algunos especialmente afortunados, da dinamismo al libro y otorga espectacularidad a esta obra de Fantasía Heroica.
Al principio de esta reseña se aludió a la originalidad de presentar una obra de Fantasía Heroica en forma de poesías. Pocos libros de este jaez se pueden encontrar, precisamente en un mercado que no es fácil, y es por ello que este libro es “heroico” no sólo por su temática, sino por huir de cauces literarios y tomar el bello camino de la poesía. Es una apuesta arriesgada y, repito, heroica.
No obstante, sí es una apuesta segura para todo amante de lo épico, que encontrará en el “Héroes” de Óscar Camarero la buena ración de honor y acero que necesita, en un lenguaje bello y cuajado de fuerza.

HÉROES, un poemario mítico (reseña, por David Mateo, alias Tobías Grumm)

David Mateo es autor de las novelas Nicho de Reyes, El último dragón y Encrucijada de intereses, pertenecientes a la saga La tierra del dragón, que se concluirá con la novela La Senda del Hechicero.


Conocí a Óscar Camarero cuándo estaba metido en esa magnífica web que era Los Manuscritos Perdidos. Por aquel entonces yo daba mis primeros pasos literarios y él se brindó a publicarme algún cuento o libro en el e-zine. Al final, el tema no se concretó, pero desde entonces hemos mantenido esa relación circunstancial y atemporal que nos une a todos aquellos que orbitamos alrededor de este maravilloso mundo literario.
Sabía de la pasión que Oscar albergaba por el género fantástico, no en vano le publiqué un cuento sobre samurais en la extinta Tierras de acero MGZN, de lo que ya no tenía idea era de la maña que el autor catalán se gasta a la hora de elaborar poesía. Cuando «Héroes» cayó en mi poder, me dejó sorprendido. Servidor no es que entienda mucho de poesía, pero cuando se lee un libro sin tregua, de principio a fin, eso significa que engancha y que transmite. Y seamos claros: ¿acaso la poesía no se concibe para ese fin? Hacer sentir al lector.
Las páginas de Héroes (Editorial @becedario) albergan once romances y un poema de métrica libre, todos ellos con una temática común: la épica. Desde un gladiador que derrama su sangre en la arena durante una batalla brutal, hasta la sonrisa fantasmagórica que nos devuelve un lago encantado. Mención especial merece el poema: El sueño del escocés, un dechado de virtudes que habla sobre la nostalgia en la hora postrera antes de la batalla. Cada estrofa de este poemario es pura lírica; decadente, brutal, mágica, triste, enaltecida, porque, al fin y al cabo, eso es la épica: la exaltación de los sentidos. Y Oscar Camarero cumple con creces ese cometido.
Mención aparte merecen las ilustraciones que adornan el libro: Paco Rodríguez, Jaime Calderón, Juan Espadas, Sergio Ariño, Bruno Redondo, Vicente Ibáñez, Javier Lara, Enrique González, Manuel Calderón, Sergio Bleda, Israel Parada y Jordi Borrás. Y, por supuesto, la portada de López Espí, con un aire clásico que nos trae a la memoria la cartelería de todos esos míticos films de gesta de los años cincuenta, con Robert Taylor o Errol Flynn. También cabe destacar el prólogo del dibujante argentino Ciruelo Cabral que recoge la síntesis de lo que es el libro.
En definitiva, un plato delicioso para degustar en los momentos de solaz tranquilidad y que nos transporta a esas gestas maravillosas con las que todos alguna vez hemos soñado.

HÉROES, de Óscar Camarero (reseña, por Sergio Ruiz)

Desde el prólogo del poemario, donde Ciruelo Cabral anuncia la llegada de los cuervos a la hecatombe del campo de batalla a reventar de muertos, un superviviente se comienza a destapar bajo el título de héroe.
Los sentidos se zambullen repentinos en la arena, el olor de la sangre y el sudor y el vino, el perfume de las damas entre el público. Da comienzo la batalla por la gloria no celeste, la fama. El guerrero derrotado “Siente el sol en todo el cuerpo, el viento suave en su cara, y marcha con paso lento...” saliendo de la matanza.
Pero el autor catalán no se queda en la mera épica del que regresa entero tras mirarle los ojos a la muerte. Su templario, azote de herejes, tiene algo de leyenda de Bécquer, un poco de oscuridad inquisitiva, la seguridad que otorga la palabra de dios para matar impunemente, la pasión de la fe y la frialdad del acero en una noche oscura, entre fuegos y reflejos.
También hace su aparición en el variopinto escenario de batallas, entre guerreros y oponentes, aquello que retorna al héroe su humanidad: la familia, el miedo a perderlos con la vida. Por momentos, resuenan ecos de Quevedo, el del barroco más existencial, “Y olvida que son los hombres/ sólo sombras y ceniza,/ que el viento del tiempo esparce,/ en sus idas y venidas.” La invitación que el poeta hace al abandono de las armas, conlleva implícito el canto a la belleza, contradictoria, del combate entre iguales, a la dulzura de la amarga victoria.
Acecha la soledad del veterano que hace de la lucha por la supervivencia su credo, venciendo a los matones que envidian sus proezas en un callejón, para robarles luego sus monedas. Monedas que le aseguran un poco de calor; el de una muchacha al lado y vino en las tripas. Este veterano es ya inmediato antecesor de aquel que se adentra en el Lago Estigio, tras morir sin una súplica y sonriendo.
En el ecuador del poemario se plantea el poco sentido de la guerra, pero cuando el soldado se plantea eso, es ya demasiado tarde, luchar por sobrevivir es lo esencial.
Tras revisar con plumazos de octosílabo veloz y crudo la tradición épica del héroe por las armas, romano y español, germánico y fantástico, este romance moderno, con mérito de plasmar las situaciones en breves versos que recuerdan a la concisión descriptiva y dinámica del cómic, revisa la eterna lucha del irlandés, que no deja de añorar la lejana paz junto a su amada.
La épica en alta mar emboca el tramo final del poemario. De nuevo, un silencioso guerrero se enfrenta a una multitud, esta vez son piratas y antes que Neptuno se los trague a todos, prefiere morir luchando. Al final queda la sed de venganza del que ha perdido a sus seres queridos por no luchar, pero sobre todo, queda el valor que uno mismo ha de tener.
El dibujo y doce ilustraciones, que acompañan al prólogo con sus poemas, corroboran la plasticidad del lenguaje del poeta, dando un cuerpo en que ampliar la imaginación del lector, construyendo un fino puente entre la épica y la viñeta, llenando a los sentidos con un gusto que es, a sabiendas, sudor de las estrofas. La portada no podría ser menos que un campo de justas con lanzas en alto, el camino hacia el mito.
Óscar Camarero mezcla con gran sutileza la tradición del romance épico, del Romanticismo, de lo tradicional y del imaginario colectivo creado por el género hasta llegar a nuestro siglo. Los tópicos de la heroicidad son retratados con un vocabulario vibrante pero fluido, hasta tal punto que al acabar el libro uno siente la impresión de que le han contado varias historias de valor y de muerte, donde se ensalza al que mata hasta el nivel de los dioses, pero se rebaja a la batalla a la condición humana.

Premio Ángel Miguel Pozanco 2008

26 mar. 2008

Un año más me he presentado a la convocatoria del premio Ángel Miguel Pozanco en su modalidad de poesía y un año más he recibido un mensaje del editor informándome de que he pasado a las "últimas votaciones" del certámen.
Un dato halagüeño por cuanto a esta convocatoria se han presentado ciento cincuenta y siete originales, aunque obligue en demasía a la templanza pues otros treinta y ocho participantes están en mi misma situación.
Veremos si "Presagios de viaje" (que es como se titula el poemario con el que participo) es también un presagio de fortuna.
[NOTA: el ganador ha sido Ramiro Gairín por Pintar de azul los días laborables]

HÉROES: distribución completada

25 mar. 2008

Desde la primera semana del mes de marzo ya puede encontrarse HÉROES en cualquier librería de España.
Al retraso provocado por la coincidencia en la salida con las fechas navideñas que ya comenté en otro mensaje, hubo que añadir que a la distribuidora de Catalunya (que distribuye en Catalunya y Baleares) no le llegaron ejemplares del libro debido a que por error se duplicó el envío de ejemplares a la distribuidora de Madrid.
La editorial solucionó el problema con diligencia, con lo que HÉROES ya está plenamente distribuido y puede encontrarse en cualquier librería del país.

HÉROES: puntos de venta en internet

30 ene. 2008

Ya puede comprarse HÉROES en varias librerías a través de internet:
Casa del libro
Cyberdark
AGAPEA
Librería Cervantes
Popular Libros
Librerías Proteo y Prometeo
Librería Camara
QPRO QUO
Librería Rayuela
Librería Diego Marín
Librerías Ojanguren
Librería Central
Librerías París-Valencia
La isla libros
Librería Lemus

Ya está a la venta HÉROES en Cyberdark

26 ene. 2008

Pues eso, que ya se puede conseguir en el siguiente enlace.

Gracias a la Editorial @becedario por la gestión ya que considero fundamental la aparición de HÉROES en el catálogo de Cyberdark.
En las librerías generalistas y sus catálogos aún tardará un poco en aparecer.
Y es que esto de la distribución es todo un mundo. Os cuento.
HÉROES salió de imprenta el día 1 de diciembre de 2007. Sin embargo, las distribuidoras no mandaron nota a las librerías, ya que éstas habían hecho ya las compras del mes de diciembre (con el ojo puesto en las ventas navideñas) durante los meses de octubre y noviembre.
Por ello, haber mandado la nota de prensa en esas fechas habría supuesto quemar el libro, ya que nadie habría hecho encargos.
La amplía previsión de fondo de las librerías (sobre todo en novedades, éxitos de venta y libros de carácter infantil y juvenil) ha provocado un elevado número de devoluciones, con lo que las distribuidoras han tenido que aparcar la promoción de nuevos títulos hasta finales de enero.
Así pues, la distribución de HÉROES y por tanto, la promoción, se dará en esas fechas.
Si tenéis una sensación de déjà vu durante el mes de febrero, que sepáis a qué es debido.