La estrella

16 ene. 2009

(poesía inédita)
(tienes un vídeo con el poema recitado un poco más abajo)

Yace en mi mano,
no-muerta,
aunque ella no lo sepa.
Es apenas un grano de arena negro
consumido por su propio deseo.
Despertó al sentirse existir
y al sentirse fue más bella,
pero no fue más.
Ardió su voluntad como una tea
y explosionó y tomó consciencia.
Despertó del letargo que duermen
las almas no-muertas
y alumbró con su pasión
una porción de espacio.
Ahora ya no brilla.
Yace en mi mano mi niña,
mi estrella,
y duerme el sueño
de la materia no-muerta,
que sólo toma consciencia,
despierta,
al sentir que es,
al sentir su existencia,
sin sospechar que ya era ser
por y a pesar de su materia.

No hay comentarios: